≪ Actualidad

ZONA MIXTA

afoto novedad

El semblante de los jugadores del CD Alcoyano no podía reflejar otra cosa que no fuera alegría y satisfacción por el trabajo bien hecho. Rubén Ramos, señaló que se encuentran “en una situación privilegiada”.

La constancia viene siempre reforzada cuando se persigue algún fin. De este modo, Rubén Ramos explicó que estaban buscando desde hacía tiempo “este juego y el equipo ha dado ese paso al frente”. “Las ocasiones las estamos materializando y estamos contentos”, apostilló.

Las bajas ante el Llosetense el próximo fin de semana obligarán a Palop a inventar una delantera diferente. En este sentido, Rubén se puso a disposición de su técnico e indicó que “lo que mande el entrenador es bienvenido, si me toca jugar arriba trataré de hacerlo lo mejor posible”.

Cuestionado por las sensaciones, Rubén detalló que “son muy buenas, con el balón y sin él porque prácticamente no nos están haciendo goles”, admitió.

Por su parte, Jesús Alfaro, corroboró el discurso de su compañero. “Estamos sumando y viendo portería con facilidad y eso es bueno para la confianza”, aseveró. Para Alfaro enero y febrero determinarán las aspiraciones del equipo: “Se ha asumido esa importancia y sabemos que tenemos que sacar todo lo que podamos”. Pero fue más allá y puntualizó que “en febrero jugamos contra todos los de arriba y eso marcará el devenir de la temporada”.

Uno de los elementos que subrayó Alfaro con respecto al 2015 es que en este inicio de 2016 el equipo ha dado “un paso al frente en cuanto a mentalidad”. “En la primera vuelta tuvimos mala suerte con expulsiones y con partidos que se nos fueron al final”, declaró. Con todo, expresó que siguen trabajando “de la misma manera”.

El balón parado también mereció una reflexión por parte del onubense: “Hemos tenido que llegar a la jornada 22 para marcar, pero contentos de que por fin salga”.

En cuanto al duelo ante el Llosetense, puso de relieve las dificultades con las que se encontrarán. “Ellos saben que su salvación pasa por los partidos en casa, puesto que es un campo pequeño donde se sienten a gusto. Hay que ir a una batalla”, dijo Alfaro.