≪ Actualidad

LA PREVIA

afoto novedad

El CD Alcoyano juega mañana el antepenúltimo partido de la liga regular frente al Pobla de Mafumet en el Municipal. Otra vez césped articificial y nuevamente compromiso a domicilio. Sin embargo, no hay mal que cien años dure dice el refrán. Por tanto, es el momento de romper la estadística y dar un paso al frente para mantener intactas las probabilidades matemáticas de acercarse al play-off.

El equipo está capacitado para mostrar su mejor versión, sobre todo después de comprobar que en casa es casi infalible. Plasmar esos valores de El Collao en territorio catalán se antoja una de las claves. Además, el rival, entrenado por Martín Posse, es un contrincante con unas señas de identidad muy marcadas. No se encierra atrás, sino que aboga por el buen trato de la pelota. 

En la vertiente deportiva, Andrés Palop tiene las bajas seguras de los lesionados Rubén Ramos y Yacine. El punta franco-marroquí padece una luxación en el hombro derecho tal y como certificaron en su día tanto el doctor Cobián como el médico que atendió a Yacine en el Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva. Para este encuentro ningún jugador está sancionado.

Por su parte, Martín Posse no podrá contar con el sancionado Polaco, que fue expulsado en el encuentro de la pasada semana frente al Atlético Levante y tampoco con el lesionado Álvaro Fernández.

El compromiso arrancará a las 12 horas y será dirigido por el colegiado murciano Melgares de Aguilar. Será la tercera vez que arbitre un partido del Deportivo esta temporada, tras haber dirigido el Mestalla 1-CD Alcoyano 2 y el CD Alcoyano 3-FC Barcelona B 3.